Mundial 2018: Francia supera 2-0 a Uruguay y avanza a semifinales

El delantero Antoine Griezmann anota el segundo gol de Francia ante Uruguay en el partido por los cuartos de final del Mundial en Nizhny Nóvgorod, Rusia, el viernes 6 de julio de 2018. (AP Foto/Ricardo Mazalan)

Por PABLO ELÍAS GIUSSANI

NIZHNY NÓVGOROD, Rusia (AP) — Un gol de cabeza de Raphael Varane y un error monumental del arquero Fernando Muslera dieron el viernes a Francia una victoria 2-0 sobre Uruguay y el pase a las semifinales de la Copa Mundial.

En LaJornadaLatina.com – FIFA multa a Suecia por utilizar ropa no autorizada

Raphael Varane, de la selección de F3ancia, salta para festejar su gol ante Uruguay en un encuentro de cuartos de final, disputado el viernes 6 de julio de 2018 en Nizhny Nóvgorod, Rusia, y correspondiente a la Copa del Mundo (AP Foto/Ricardo Mazalán)

Varane abrió la cuenta a los 40 minutos y Antoine Griezmann aumentó a los 61, cuando Muslera, que está en su tercer Mundial, se distrajo y dejó que se le escurriese un remate que no llevaba peligro.

Francia quedó así a la espera del ganador del choque entre Brasil y Bélgica, que jugaban más tarde en Kazán.

“No tenemos nada que reprocharnos”, declaró el capitán “celeste” Diego Godín. “Hicimos un Mundial espectacular. No se pudo, pero dejamos todo y nos vamos con la frente en alto. Solo tengo palabras de agradecimiento para mis compañeros”.

“Nos faltó jugar mejor que el rival. Nos superó, nos ganó bien. Hay que felicitarlo”, agregó el técnico Oscar Washington Tabárez.

Jugando sin el delantero Edinson Cavani, descartado por un problema en el gemelo izquierdo, Uruguay cedió la iniciativa a los franceses y plantó una muralla defensiva, con marcas escalonadas, que frustraron la mayoría de los ataques “bleus”.

El primer gol llegó en una jugada con pelota detenida, cuando Varane cabeceó un tiro libre de Griezmann, metiendo la pelota bajo, junto al segundo palo.

Tres minutos después, el arquero francés Hugo Lloris evitó el empate al atajar en forma espectacular un cabezazo de Martín Cáceres en una jugada calcada a la del gol francés. La pelota quedó cerca del arco y Diego Godín remató afuera.

Lloris ya se había lucido al tirarse hacia adelante y despejar un balón que no había podido despejar la zaga francesa, cuando Matías Vecino se aprestaba a rematar.

Kylian Mbappé se hizo notar con varias jugadas en las que desairó a sus marcadores, pero casi siempre lejos del área. Desaprovechó una buena ocasión a los 15 minutos, cuando su compañero Oliver Giroud le bajó un balón de cabeza y el jugador del Paris Saint-Germain cabeceó afuera desde cerca.

En el segundo tiempo se hizo amonestar por exagerar un roce con Christian Rodríguez.

La victoria francesa fue incuestionable. Manejó todo el partido con Paul Pogba y Ngolo Kanté bien parados en el mediocampo, la amenaza constante de Mbappé y un Griezmann muy activo. Griezmann, que le tiene un gran cariño a Uruguay por su contacto con muchos jugadores uruguayos, no festejó su gol.

“Un uruguayo me enseñó lo bueno y lo malo del fútbol”, expresó Griezmann aludiendo a Martín Lasarte, el técnico que lo hizo debutar en la primera división en Real Sociedad cuando tenía 18 años. “Siento gran respeto por Uruguay. Me pareció normal no celebrar”.

Tabárez trató de darle más fuerza ofensiva a Uruguay haciendo entrar al “Cebolla” Rodríguez, Jonathan Urretaviscaya y Maximiliano Gómez, pero los cambios no torcieron el rumbo del partido.

Uruguay: Francia es vulnerable, ya lo demostró Argentina

Antoine Griezmann (7) y Kylian Mbappé (10) festejan uno de los goles de la victoria de Francia sobre Perú en la Copa Mundial el jueves 21 de junio de 2018 en Ekaterimburgo, Rusia (AP Foto/David Vincent)

Por PABLO ELÍAS GIUSSANI

NIZHNY NÓVGOROD, Rusia (AP) — Todo el mundo habla del fenomenal Kylian Mbappé y de la victoria 4-3 de Francia sobre Argentina. Mientras espera saber si podrá contar con Edinson Cavani, Uruguay prefiere enfocarse en un par de lecciones dejadas por el duelo entre franceses y argentinos.

La primera: Argentina demostró que Francia es vulnerable. La segunda: Mbappé podría llevarse una sorpresa si piensa que encontrará las mismas facilidades que le dieron los argentinos.

Los hermanos rioplatenses dejaron muchas enseñanzas útiles a Uruguay de cara a su compromiso del viernes con Francia por los cuartos de final de la Copa del Mundo. La más relevante es el hecho de que Argentina, con un equipo carente de identidad y de jugadores de talento capaces de aprovechar las cualidades de Lionel Messi, llegó a estar 2-1 arriba después de ir perdiendo 1-0.

El marcador final tal vez no refleje la superioridad de los franceses en un encuentro en el que Mbappé, con sus escasos 19 años, se confirmó como la nueva luminaria del fútbol mundial, capaz de disputarle la condición de número uno a Neymar cuando el paso de los años baje a Messi y Cristiano Ronaldo del pedestal que ocupan desde hace una década.

Pero mostró las dos caras de Francia, cuyo rendimiento ha sido desparejo. En un Mundial en el que incluso los grandes parecen más preocupados en no perder que en buscar sin complejos la victoria, muchos le echan en cara el técnico Didier Deschamps no ser lo suficientemente osado y elaborar tácticas conservadoras que no explotan al máximo las aptitudes de Mbappé y de su compañero de ataque Antoine Griezmann.

Temprano se hizo evidente que los franceses podían penetrar la defensa argentina casi a voluntad. Deschamps, sin embargo, no se propuso desbordar al rival y mantuvo una actitud cautelosa después de anotar el primer gol.

Cuando Argentina dio vuelta al marcador, Francia pisó el acelerador y decidió el juego con tres tantos en once minutos.

Uruguay, en todo caso, está convencido de que tiene herramientas para frenar a los franceses.

“Contra Argentina, sus jugadores claves tuvieron un partido muy bueno, pero si algo tenemos nosotros es que sabemos limitar las virtudes de los otros equipos”, afirmó el uruguayo Nahitan Nández esta semana en la concentración celeste.

“Vamos a hacer lo que venimos haciendo hasta ahora. Tratar de estar compactos, de hacer nuestro juego, de defender todos juntos como lo venimos haciendo”, acotó su compañero Rodrigo Betancur.

Nández y Betancur son dos de las caras nuevas que han revitalizado una selección “charrúa” que incluye a nueve jugadores que disputan su tercer Mundial, incluidos cinco titulares: el arquero Fernando Muslera, el lateral Martín Cáceres, el central Diego Godín y la dupla goleadora de Luis Suárez y Cavani.

La experiencia podría resultar un factor, sobre todo teniendo en cuenta que, en su debut, Francia alineó a cinco jugadores que jamás habían estado en la cita máxima del fútbol.

Uruguay dispone de un andamiaje defensivo muy difícil de vulnerar que gira en torno a la seguridad de sus dos zagueros centrales, Godín y José María Giménez, compañeros en Atlético de Madrid. Arriba tiene a delanteros de la talla de Suárez y Cavani. Además es letal en jugadas con pelota detenida.

El gran interrogante es si podrá contar con Cavani, autor de tres tantos en lo que va del Mundial, incluidos los dos en la victoria 2-1 de octavos de final sobre Portugal. El atacante del París Saint-Germain sufrió un edema en el gemelo izquierdo en ese partido y está tratando de acelerar una recuperación que generalmente toma como mínimo una semana.

Juegue o no Cavani, Deschamps anticipa un partido mucho más difícil que el de Argentina.

“Uruguay es muy distinto. Muy organizado en defensa. No le anotan. Pero también saben cómo atacar y son muy buenos de contragolpe”, declaró Deschamps. “Pasan de la defensa al ataque muy rápido y es un rival que aprovecha pelota parada. Cinco de sus siete goles fueron en jugadas con pelota parada”.

“No podemos darles tiros libres ni nada cerca del área”, agregó el arquero Hugo Lloris, capitán del equipo.

Uno que no siente la falta de experiencia es Mbappé, quien muestra el aplomo de un veterano y una soltura envidiable.

Mbappé marcó dos goles ante Argentina y es apenas el segundo adolescente que se apunta un doblete en un partido de la Copa Mundial. El único que lo había hecho hasta ahora había sido Pelé, que tenía 17 años en 1958 cuando anotó dos tantos en un encuentro y tres en otro.

“Seamos serios, Pelé está en otra categoría”, dijo Mbappé cuando empezaron las comparaciones con “o rei”.

Mundial 2018: Uruguay a cuartos de final tras eliminar a Portugal y CR

Edinson Cavani, de la selección de Uruguay, festeja después de anotar su segundo gol en el duelo de octavod de final de la Copa del Mundo ante Portugal, el sábado 30 de junio de 2018, en Sochi, Rusia (AP Foto/Andre Penner)

Por TALES AZZONI

SOCHI, Rusia (AP) — Uruguay despidió a Cristiano Ronaldo de la Copa Mundial al doblegar el sábado 2-1 a Portugal con dos goles de Edinson Cavani y avanzar a los cuartos de final.

Un par de horas después de que Lionel Messi quedase afuera del mundial, Cristiano corrió la misma suerte ante un equipo uruguayo que golpeó dos veces en el momento justo.

Edinson Cavani, de la selección de Uruguay, festeja tras anotar su segundo tanto ante Portugal en los octavos de final de la Copa del Mundo, el sábado 30 de junio de 2018, en Sochi, Rusia (AP Foto/Andre Penner)

Cavani abrió la cuenta a los seis minutos, Pepe empató a los 54 y el delantero del Paris Saint Germain tiró otro baldazo de agua fría a los portugueses al poner nuevamente en ventaja a la “celeste” a los 61.

“Hay que seguir soñando”, dijo Cavani.

Uruguay enfrentará en cuartos a Francia, que a primera hora doblegó 4-3 a la Argentina de Messi. El duelo tendrá lugar el próximo viernes en Nizhny Nóvgorod, donde están concentrados los charrúas.

Portugal hizo todo el gasto al estar prácticamente todo el partido en desventaja, pero Uruguay resistió a pie firme sus embates, sin dar libertades a Cristiano ni ceder tiros libres cerca de su área, como se había propuesto. Cristiano tuvo un solo tiro libre y estrelló el balón en la barrera.

Cavani marcó su segundo tanto del torneo a poco de comenzado el partido, coronando una jugada que inició él mismo desde la derecha, con un largo cambio de frente hacia Suárez. El delantero de Barcelona sacó un centro medido al segundo palo para la entrada de su compañero, que anotó mandando el balón a un ángulo alto. No estuvo claro si le dio con la cabeza o con el hombro, pero le salió un remate inatajable.

Suárez, que ya marcó un gol de tiro libre en el torneo, casi aumenta por esa vía con un remate bajo que penetró la barrera promediando el primer tiempo. Pero el arquero Rui Patricio alcanzó a manotear el balón.

Pepe, de Portugal, celebra tras anotar ante Uruguay en los octavos de final de la Copa del Mundo, el sábado 30 de junio de 2018, en Sochi, Rusia (AP Foto/Francisco Seco)

Pepe logró una igualdad transitoria al cabecear un tiro de esquina, en una jugada en la que José María Giménez y Diego Godín se fueron los dos con Cristiano y dejaron solo al autor del tanto. Fue el primer gol que le marcan a Uruguay, el único equipo que sorteó la primera ronda con la valla invicta.

La alegría le duró poco a los portugueses, ya que siete minutos después el arquero Fernando Muslera hizo un saque largo, Rodrigo Betancur habilitó a Cavani y este batió a Rui Patricio con un remate suave al segundo palo.

El asedio portugués no generó demasiadas jugadas de peligro y la vez que más c erca estuvo de anotar Portugal fue producto de una falla de Muslera, que perdió un balón. Bernardo, sin embargo, tiró alto desde 15 metros.

A 20 minutos del final, Cavani tuvo que ser reemplazado con una lesión. En un gesto deportivo, Cristiano lo ayudó a salir lentamente de la cancha dejando que se apoyase en sus hombros.

“Dios quiera que no sea nada”, dijo Cavani sobre lo que describió como un pinchazo en un gemelo. “Emocionado por el triunfo. Haremos los análisis veremos qué es lo que tengo”.

Sin Cavani en cancha, Uruguay supo después resistir el desesperado pero inútil empuje del campeón de Europa.

Mundial 2018: Suárez marca el paso, Uruguay somete a Rusia y es primero

El delatero de Uruguay Luis Suárez tras anotar el primer gol ante Rusia en el partido por el Grupo A del Mundial en Samara, Rusia, el lunes 25 de junio de 2018. (AP Foto/Hassan Ammar)

Por LUIS ANDRÉS HENAO

SAMARA, Rusia (AP) — Encaminada por un gol de Luis Suárez, Uruguay bajó de la nube a la anfitriona Rusia con su mejor partido en lo que va del Mundial al imponerse el lunes 3-0 para atrapar el primer puesto de su grupo.

Los uruguayos, dos veces campeones del mundo, lograron algo inédito: por primera vez ganaron todos los tres partidos en la fase de grupos.

El ruso Igor Smolnikov se barre ante el volante de Uruguay Cristhian Stuani en el partido del Grupo A del Mundial en Samara, Rusia, el lunes 25 de junio de 2018. (AP Foto/Rebecca Blackwell)

La anotación de tiro libre de Suárez en los primeros compases, el tanto de su compañero de delantero Edinson Cavanial y un autogol ruso certificaron la victoria en Samara, con la que la Celeste redondeó el ideal de nueve puntos en el Grupo A. Rusia jugó en inferioridad numérica a partir de los 36 minutos

Luego de victorias 1-0 frente a Egipto y Arabia Saudí, conseguidas a media máquina, el equipo del técnico Óscar Washington Tabárez cuajó su actuación más redondea del torneo. Lo hicieron ante un rival que se había entonado con contundentes victorias 5-0 ante los saudíes y 3-1 sobre los egipocios.

“Fue lo que queríamos, ir de menos a más y dar un buena imagen”, afirmó Suárez. “Éramos conscientes de que no lo estábamos haciendo”, dijo Suárez.

En su tercer Mundial, el delantero está consiguiendo su revancha personal tras los traumáticos desenlaces de los dos previos. En Sudáfrica 2010 fue expulsado tras tapar el balón con la mano en el partido que le ganaron a Ghana por penales para avanzar a semifinales. Y en Brasil 2014 quedó marginado para la segunda fase tras morder un rival.

Suárez, quien había anotado en la victoria anterior contra Arabia Saudí, remató con la pierna derecha justo afuera del área y clavó la pelota a ras de piso en el ángulo derecho de la portería a los 10 minutos.

Uruguay aumentó a los 23, cuando el volante uruguayo Diego Laxalt disparó con la izquierda desde fuera del área tras un saque de esquina y el balón rebotó en el mediocampista Denis Cheryshev para colarse dentro del arco junto al palo izquierdo.

Cavani puso cifras definitivas a los 90 con un remate con la zurda tras un saque de esquina. Fue la primera diana de Cavani en este Mundial.

Rusia quedó con 10 hombres cuando el defensor Igor Smolnikov recibió una segunda tarjeta amarilla por juego temerario a los 36. Cheryshev después fue sustituido para reforzar el hueco que dejó la expulsión en la defensa rusa.

Uruguay presionó en el área rival desde el inicio. Pero los rusos fueron peligrosos al contragolpe, aprovechando la velocidad y conducción de Cheryshev y el apoyo de miles de hinchas en la Arena Samara que coreaban el nombre del país anfitrión.

La mejor oportunidad de Rusia vino de los pies de Cheryshev, con un potente disparo que el portero uruguayo Fernando Muslera logró despejar a los 11 minutos.

Pero en el segundo tiempo, Uruguay aprovechó el desgaste físico de Rusia para dominar el juego con mayor posesión de pelota y tiros al arco.

Uruguay se enfrentará con el país que logre el segundo puesto de un Grupo B que incluye a España, Portugal e Irán. Rusia jugará contra el ganador de esa llave en la que Marruecos quedó fuera.

Mundial 2018: Suárez, hito y gol de la clasificación para Uruguay

Luis Suárez, de la selección de Uruguay, festeja tras anotar ante Arabia Saudí en un partido del Mundial realizado el miércoles 20 de junio de 2018, en Rostov del Don, Rusia (AP Foto/Andrew Medichini)

Por LEÓN FELIPE GIRÓN

ROSTOV DEL DON, Rusia (AP) — Luis Suárez y Uruguay tuvieron mucho que festejar el miércoles, pese a un resultado más bien discreto. El ariete del Barcelona alcanzó las 100 apariciones con la Celeste, marcó un tanto en la primera mitad y la selección uruguaya se aferró a un triunfo de 1-0 sobre Arabia Saudí para sellar su boleto a octavos de final en Rusia.

Suárez marcó a los 23 minutos con la fórmula que le ha resultado a Uruguay en este Mundial. Remató de zurda un saque de equina ejecutado desde la izquierda por Carlos Sánchez, quien dispuso de su segunda asistencia del torneo, ambas a balón parado.

El uruguayo Luis Suárez anota el gol de la victoria sobre Arabia Saudí en un partido del Mundial, el miércoles 20 de junio de 2018, en Rostov del Don, Rusia (AP Foto/Themba Hadebe)

La delantera sudamericana generó varias oportunidades, en particular en la segunda mitad, con la dupla de Suárez y Edinson Cavani. Sin embargo, el calor de 32 Celsius en Rostov del Don y una zaga que corrigió notablemente la fragilidad evidenciada en su partido anterior impidieron otro marcador abultado en contra de los saudíes.

En la víspera, el técnico argentino de Arabia Saudí, Juan Antonio Pizzi, había prometido que combatirían fuego con fuego ante la “Garra Charrúa”. Los saudíes cumplieron con el cometido.

El cuadro árabe dominó la posesión del balón y encontró mayores espacios gracias a la buena circulación por el centro del campo en la primera mitad. En el complemento generó un par de ocasiones frente al marco de Fernando Muslera, en particular por medio de Hatan Bahbri y un activo Salem Al-Dawsari.

Uruguay dejó así definida la situación de los clasificados en el Grupo A, una fecha antes de que concluya la primera fase. Tiene garantizado el boleto a octavos de final, lo mismo que Rusia, a la que se medirá en su próximo compromiso para definir el primer puesto.

El martes, Rusia doblegó 3-1 a Egipto, que quedó oficialmente eliminado, lo mismo que los saudíes.

Por lo menos, Arabia Saudí mejoró considerablemente tras ser goleada 5-0 por Rusia en el encuentro inaugural. Pero no ha ganado un juego del Mundial desde 1994 y no anota en el certamen desde un empate 2-2 con Túnez en el primer juego de la fase de grupos de 2006.

En contraste, Uruguay no ganaba los primeros dos partidos de un mundial desde Suiza 1954.

Inicia Copa del Mundo sin letras de Eduardo Galeano

El escritor Eduardo Galeano nació en Montevideo, Uruguay, el 3 de septiembre de 1940 y murió en esta misma ciudad, el 13 de abril de 2015; tenía 74 años. Galeano dejó un gran legado en la historia del fútbol y la literatura latinoamericana.

CINCINNATI, Ohio (LJL)  Considerado como uno de los más destacados artistas de la literatura latinoamericana, el periodista, novelista y poeta uruguayo Eduardo Galeano (1940-2015) estará disfrutando su fútbol desde el cielo mientras la Copa del Mundo Rusia 2018 avanza sin sus comentarios.

Reconocido por aquella obra maestra “Las venas abiertas de América Latina” (1971), Galeano redactó más de 40 libros enfocados en luchar contra el racismo y la injusticia social, defender la democracia, abogar por el pueblo y cuestionar las políticas dictatoriales.

Apunta Wikipedia que en su juventud trabajó como obrero de fábrica y se desempeñó como dibujante, pintor, mensajero, mecanógrafo y cajero de banco, entre otros oficios.

A los 14 años vendió su primera caricatura política al semanario El Sol, del Partido Socialista.

Comenzó su carrera periodística a inicios de 1960 como jefe de redacción de Marcha, un semanario influyente fundado por Carlos Quijano, a quien consideraba su ‘padre periodístico’ y que tuvo como colaboradores a Mario Vargas Llosa, Mario Benedetti, Adolfo Guilly, Manuel Maldonado y los hermanos Denis y Roberto Fernández Retamar. En 1964 dirige, durante dos años, el diario de izquierda independiente Época”.

En el mundo del fútbol, Galeano era realmente un fanático lleno de espíritu, energía y pasión.

Hace pocos días, cuando en Los Ángeles, California se inauguraba la exposición mexicana de arte titulada: “Goles y Pasiones”, como antesala a la apertura de la Copa del Mundo Rusia 2018, Andrés Webster,  cónsul de Asuntos Culturales de México en esta ciudad, recordó al laureado escritor uruguayo, inigualable para hablar de fútbol en una Copa Mundial.

“Galeano cerraba su casa para el Mundial poniendo un letrero en la puerta: ‘Cerrado por el fútbol’ y muestra en el libro del mismo nombre cómo este deporte significa “un momento de encuentro familiar y de amigos”.

En entrevista con Efe, el cónsul hizo honor a la pasión del ilustre poeta mientras explicaba que el Mundial  “es una pasión intensa que se vive y se disfruta en el momento, pero posteriormente la vida sigue y, aunque sólo gana uno, al final todos ganamos porque los encuentros sirven para conectarnos y convivir”, destacó el cónsul mexicano, quien espera que su país pase al cuarto partido “y ojalá lleguemos al quinto, aunque no se ve fácil”.

En un artículo publicado por la BBC, el 15 de abril de 2015 -dos días después que falleció Galeano- la cadena británica de noticias se dio a la tarea de recopilar sus frases célebres mientras describía al escritor como un verdadero apasionado por el fútbol:

“En su vida, un hombre puede cambiar de mujer, de partido político o de religión, pero no puede cambiar de equipo de fútbol”.

-“No hay nada menos vacío que un estadio vacío. No hay nada menos mudo que las gradas sin nadie”.

-“El fútbol es la única religión que no tiene ateos”.

-“El gol es el orgasmo del fútbol”.

Inmortalizan esa devoción como un hincha de Nacional de Montevideo, cuyo amor compartió con su compatriota y escritor Mario Benedetti.

“Galeano fue registrando con sus textos, cuentos y relatos la evidencia de una relación que muchos intelectuales y deportistas consideran imposible: fútbol y literatura”.

Recuerdan también que se autodefinía como un ‘mendigo del fútbol’ y “plasmaba con palabras el sentimiento irracional de los aficionados al balón, dándole una voz a los millones de hinchas que cada semana se entregan a unos colores, un escudo, un club o selección”.

Entre los libros sobre fútbol publicados por Galeano destacan: “Fútbol a Sol y Sombra” (1995) y  “Su Majestad el Fútbol” (1968).

“Cerrado por Fútbol” (2017) es un homenaje póstumo de la Editorial Siglo XXI, con 227 páginas que recopila textos cortos de Galeano en referencia a grandes hombres de ese deporte que le amarró el corazón, tales como Pelé, Maradona y Zinade.

Copa del Mundo: Angustiosa victoria 1-0 de Uruguay sobre Egipto

El defensor de Uruguay José Giménez anota el gol para la victoria 1-0 ante Egipto en el partido por el Grupo A del Mundial en Ekaterimburgo, el viernes 15 de junio de 2018. (AP Foto/Vadim Ghirda)

EKATERIMBURGO, Rusia (AP) — Otra vez una jugada con pelota detenida coronada por el cabezazo de un defensor salvaron a Uruguay, que se apuntó el viernes una angustiosa victoria 1-0 sobre Egipto en el debut de ambos en la Copa Mundial.

El testazo del central José María Giménez en el último minuto dejó a los uruguayos empatados con Rusia en la cima del Grupo A, donde los anfitriones del torneo golearon el jueves 5-0 a Arabia Saudí.

“Sabía que el ´Pato’ (Carlos Sánchez) la tiraba ahí, pero no sé cómo salté y cómo le pegué”, declaró Giménez. “Trabajamos el partido, pero ellos se cerraron bien atrás”, acotó.

El delantero de Uruguay anotar un gol que fue invalidado en el partido ante Egipto por el Grupo A del Mundial en Ekaterimburgo, Rusia, el viernes 15 de junio de 2018. (AP Foto/Vadim Ghirda)

Egipto jugó sin su astro Mohamed Salah, que se repone de una lesión en un hombro sufrida el mes pasado durante la final de la Liga de Campeones entre Liverpool y Real Madrid, y no inquietó el arco uruguayo.

“No quisimos correr riesgos”, explicó el técnico de Egipto, Héctor Cúper. “Pero Salah va a desempeñar un papel importante en los próximos partidos. Creo que estará bien para el siguiente”, el martes 19 de junio contra Rusia.

Para Cúper, Egipto “hizo un gran partido” dentro de sus posibilidades y casi se lleva un punto.

El propio técnico de Uruguay Oscar Washington Tabárez admitió que Egipto bien “pudo haber sacado un empate, que se abortó al final por ese gol con pelota quieta”.

“Se defendieron bien”, dijo Tabárez, quien destacó la actuación “del 6”, Ahmed Hegazi, un zaguero muy alto que sacó muchas pelotas aéreas.

Con su triunfo, Uruguay cortó una racha de 48 años sin ganar un partido inaugural.

“Como pasa siempre, se cae otra estadística”, dijo Tabárez, quien subrayó la importancia de triunfar en el debut. “Estas estadísticas, bien llevadas, sin desbordes, hacen crecer” a un equipo.

El conjunto celeste no supo penetrar el vallado defensivo que opusieron los egipcios y un Luis Suárez con la pólvora mojada desperdició las tres situaciones de gol más claras que tuvo el equipo uruguayo, que no hizo nada para justificar el cartel de favorito para ganar el grupo con que llegó a Rusia.

En la primera, el delantero de Barcelona tiró desviado desde muy cerca y en las otras dos ocasiones el arquero Mohamed Elshenawy salió airoso en sendos mano a mano.

Elshenawy también tapó dos remates envenenados de Edinson Cavani, justificando la decisión del técnico argentino Héctor Cúper de alinearlo en lugar de Essam El-Hadary, portero de 45 años que aspira a ser el jugador de mayor edad que disputa un partido de una Copa Mundial.

A Uruguay le costó mucho generar peligro ante un contrincante que amontonó gente atrás. Se esperaba que un renovado mediocampo uruguayo le diese más creatividad al equipo. Ese pronóstico, sin embargo, no se cumplió y la mejor fórmula ofensiva que tuvo el equipo charrúa volvió a ser las combinaciones entre Cavani y Suárez.

Cavani fue quien cedió los dos balones de oro que Suárez no supo aprovechar. Y casi anota a los 84, con un tiro alto desde el borde del área que motivó una gran intervención de Elshenawy.

A tres minutos del final, el ariete de París Saint Germain estrelló un tiro libre en un poste.

Y cuando parecía que el partido terminaba igualado, apareció la cabeza salvadora de Giménez ante un tiro de libre.