Chewbacca de “Star Wars” lucha por niños venezolanos

Por MANUEL RUEDA

BOGOTÁ, Colombia (AP) — Peleó en batallas épicas contra el imperio galáctico. Ahora el actor que interpretó al emblemático Chewbacca en “Star Wars” lucha por los niños necesitados de Venezuela con una campaña de recaudación de fondos en internet.

Elisa Arguello, vestida como la princesa Leia, y el actor Peter Mayhew, frente a la derecha, junto a los miembros de “Star Garrison”. (Elisa Arguello via AP)

Peter Mayhew, quien dio vida a Chewbacca en cinco películas de “La Guerra de las Galaxias”, ha recaudado hasta ahora más de 10,000 dólares a través de la venta de monedas conmemorativas que muestran las patas del peludo guerrero wookiee con sandalias y su carrillera de balas alrededor de un mapa de Venezuela.

El actor retirado de 74 años dijo que la idea surgió después de que conoció a Elisa Argüello, una actriz venezolana y fan de “Star Wars” que migró hace tres años al área de Dallas-Fort Worth, donde vive Mayhew.

“La seguimos en Facebook, y estábamos al tanto del deterioro de la situación en Venezuela”, dijo Mayhew a The Associated Press. “Nos había preocupado por un tiempo y una noche mi esposa Angie cogió el teléfono y le preguntó a Elisa si podíamos involucrarnos de alguna manera. Ella se puso a llorar y dijo que sí”.

Las monedas de cobre se venden por 10 dólares en internet a través de la Fundación Peter Mayhew y las ganancias son destinadas a una pequeña organización caritativa de Texas llamada “Ponte en sus Zapatos”. La organización trabaja hace más de un año en Venezuela, donde dice que alimenta a 100 niños necesitados todos los días, además de donar pañales y fórmula para bebés a un hospital que atiende a niños con cáncer.

Muchos hospitales en Venezuela no están en condiciones de proporcionar los productos más básicos a sus pacientes debido a la escasez y a una inflación de cinco dígitos.

“Estamos asombradas, y no hemos parado de llorar de la emoción”, dijo Antonieta Gálvez, una empresaria venezolana que trabaja desde Dallas y está encargada de la organización. Gálvez dijo que tan solo con 3 dólares sus socios en Venezuela pueden hacer el almuerzo para 100 niños.

Elisa Arguello, a la izquierda vestida como la princesa Leia, y el actor Peter Mayhew durante el lanzamiento de la moneda Chewbacca Challenge Coin, durante el evento Comicpalooza en Houston Texas en una fotografía del 29 de mayo de 2018 proporcionada por Arguello. (Elisa Arguello via AP)

Argüello señaló que se han vendido más de 1,500 monedas desde que comenzó la campaña a finales de mayo, mientras que una máscara de Chewbacca hecha a mano se vendió por 1,100 dólares en una subasta en internet.

Las monedas conmemorativas han sido compradas principalmente por miembros de la Legión 501, un club de fans de “Star Wars” que tiene decenas de divisiones, o “guarniciones”, en el mundo. Su división en Texas, Star Garrison, tiene unos 500 miembros activos y Mayhew realiza algunos eventos para el grupo en su casa.

El club de fans también apoya organizaciones no lucrativas locales y los miembros a veces se ponen disfraces galácticos para visitar a niños en hospitales y llevarles un poco de alegría.

“En la legión somos bien solidarios”, dijo Argüello, quien suele asistir a convenciones de comics vestida como la princesa Leia o como un Storm Trooper. Tras años como admiradora de la saga espacial, dijo que conocer a Mayhew fue un sueño hecho realidad.

“Los wookiees a pesar de ser feroces tienen muy buen corazón”, dijo la venezolana de 36 años.

Lucasfilm Ltd., propietaria de la marca Chewbacca, no participa en la campaña, que no menciona directamente al personaje.

Mayhew fue elegido para interpretar a Chewbacca por su altura impresionante. El actor nacido en Gran Bretaña y nacionalizado estadounidense mide más de 2.1 metros debido a una enfermedad genética conocida como el síndrome de Marfan.

Su gran estatura, que lo hizo perfecto para el personaje de Chewie, también ha sido el origen de muchas de sus complicaciones de salud.

Mayhew ha tenido problemas respiratorios y tiene dificultades para caminar. Asiste a las convenciones de cómics sentado en un carrito y pocas veces da entrevistas a los medios por sus limitaciones para hablar. En el caso de AP, respondió preguntas en un correo electrónico.

Los problemas de salud no han impedido que este amable gigante contribuya a diversas causas caritativas y luche por los niños así sea en un país muy, muy lejano.

“Todo el mundo parece saber algo sobre Venezuela ahora, pero muchos ni siquiera se dan cuenta de lo mal que se han puesto las cosas”, dijo Mayhew. “Chewbacca no dejaría a un niño hambriento sin comer si tiene el poder para ayudar”.

Nacho: No voy a Venezuela porque seré otro preso más

NUEVA YORK (AP) — La intensa agenda del cantante venezolano Nacho le lleva a países de todo el mundo, pero lastimosamente hay uno que no piensa volver a pisar de momento: el suyo.

Y es que el artista, que saltó a la fama como parte del dúo Chino y Nacho y comenzó hace poco su carrera como solista, asegura que no quiere que le echen más gas lacrimógeno ni que le anulen el pasaporte, tal y como asegura le pasó la última vez que visitó su país natal en abril.

“Yo tengo a mis hijos en los Estados Unidos. Tengo un montón de compromisos que cumplir”, dijo el músico el martes en una entrevista con The Associated Press en Nueva York. “Seguimos la lucha pero tenemos que hacerlo desde esta trinchera porque si no me voy a convertir en otro preso más”.

Nacho, quien en estos momentos promociona el remix de su sencillo “Báilame”, asegura que recibe “represalias fuertes” y que se siente perseguido “por organismos uniformados que sirven al gobierno” cada vez que visita Venezuela.

“Es duro para mi viajar y ver la evolución de otros países y ver la involución del mío”, señaló el cantante de 34 años, quien ha expresado públicamente su oposición al gobierno de Nicolás Maduro.

Venezuela vive momentos de alta tensión política generada por las últimas medidas de una recientemente creada Asamblea Constituyente y por las protestas antigubernamentales que se extendieron cuatro meses y dejaron al menos 122 muertos y casi 2,000 heridos.

Nacho, cuyo nombre verdadero es Miguel Ignacio Mendoza, asegura que amigos suyos lograron presionar a la administración venezolana para que se le devolviera el pasaporte y pudiera salir así del país.

“Yo no fui a echar piedras ni a tirar tiros. Cualquier persona que se paraba en la calle a tratar de expresar su descontento, es considerada por ellos como un terrorista, incluyéndome”, señaló.

Piensa que los venezolanos no deben perder la fe ni la esperanza y que lo mejor es que sigan trabajando y dando los mejor de sí mismos.

“Los gobernantes venezolanos hablan de supuesta soberanía, de ser dueños de nuestro territorio, ¿pero de qué te vale ser dueño de algo que sigues deteriorando?”, dijo. “La crisis está bastante fuerte”.

Adonde sí viajó el artista venezolano fue al Líbano, donde presentó el remix de “Báilame”, su primer trabajo en solitario desde la disolución de Chino y Nacho hace cuatro meses. La canción original, que Nacho cuenta que compuso en su auto durante un atasco en Miami, figura en las listas de éxitos y su video suma más de 140 millones de vistas en YouTube. Ahora además viene impulsada por el remix, junto a Yandel y Bad Bunny.

“Compartes el éxito con tus colegas, tus colegas comparten el éxito contigo y ellos también empujan a que la canción se convierta en una canción clásica, … a una canción que permanezca en el tiempo, que no pase de moda”, dijo del remix.

Chino y Nacho se conocieron en la banda juvenil Calle Ciega y en el 2008 debutaron con el álbum “Época de reyes”. A éste le siguieron el ganador del Latin Grammy “Mi niña bonita”, “Supremo” y “Radio Universo”, además del disco infantil instrumental “Chino y Nacho for Babies”, estos últimos dos nominados al Latin Grammy en el 2015.

Su canción “Andas en mi cabeza”, lanzada el año pasado, fue uno de sus más grandes éxitos. El video del tema, dirigido por el venezolano Nuno Gomes y que cuenta con más de 1,000 millones de vistas en YouTube, recrea distintas maneras de pedir matrimonio.

Nacho asegura que agradece mucho sus 10 años de dúo con Chino, ahora conocido como Chyno Miranda y quien precisamente anunció el martes que se casará con su novia de años, Natasha Oraos.

Ambos artistas siguen en contacto pese a que ya no hacen música juntos.

“Siempre fuimos una bonita conexión en el escenario, siempre que nos encontrábamos la gente decía que teníamos una energía muy linda juntos”, dijo Nacho. “Pero ya cumplimos una etapa y ahora pasamos a otra”.

EEUU impone sanciones contra Nicolás Maduro

WASHINGTON (AP) — El gobierno de Estados Unidos impuso el lunes sanciones financieras contra el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, luego de que el fin de semana se realizara la elección de una Asamblea Constituyente que le da a su partido poder prácticamente ilimitado.

Las sanciones congelan cualquier activo que Maduro pueda tener en jurisdicciones de Estados Unidos y prohíbe a los estadounidenses a realizar negocios con él. Las penalizaciones fueron delineadas en un breve comunicado de la oficina para el Control de los Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, antes de que se realizara un anuncio de la Casa Blanca por parte del asesor de seguridad nacional del presidente Donald Trump, H.R. McMaster, y del secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

McMaster describió los comicios para la creación de una asamblea que reescribirá la constitución venezolana como una “indignante toma del poder absoluto” que “representa un golpe muy serio a la democracia en nuestro hemisferio”.

“Maduro no solo es un mal líder, ahora también es un dictador”, declaró McMaster.

No quedó esclarecido de inmediato el impacto monetario de las sanciones, debido a que las pertenencias de Maduro en jurisdicciones de Estados Unidos, en caso de que las tenga, no se han hecho públicas. Sin embargo, es rara la imposición de sanciones a un jefe de Estado y pueden contar con un poder simbólico que abriría las puertas a medidas similares de otros países. Por ejemplo, Estados Unidos tiene castigos vigentes desde 2011 contra el mandatario de Siria, Bashar Assad. Otros jefes de Estado que actualmente están sujetos a penalizaciones de Estados Unidos incluyen a Robert Mugabe de Zimbabue y a Kim Jong Un, de Corea del Norte.

Las acciones del lunes se presentan después de que Estados Unidos amenazara la semana pasada con sancionar a Maduro y a su gobierno socialista en caso de proceder con la elección del domingo. La oposición venezolana dijo que los comicios son una toma de poder.

“Al sancionar a Maduro, Estados Unidos deja en claro su oposición a las políticas de su régimen y nuestro apoyo al pueblo venezolano que busca regresar a su país a una democracia total y próspera”, dijo Mnuchin.

El secretario del Tesoro advirtió sanciones adicionales de Estados Unidos contra aliados de Maduro.

“Cualquiera que participe en esta (Asamblea Constituyente) ilegítima podría quedar expuesto a sanciones adicionales de Estados Unidos por su papel para socavar el proceso democrático y a las instituciones de Venezuela”, destacó Mnuchin.

Las autoridades han dicho que las sanciones podrían enfocarse en el sector petrolero de Venezuela, incluyendo posiblemente a la compañía petrolera paraestatal.

Pero después de que se realizara el anuncio, un funcionario dijo que el gobierno de Trump se abstuvo de sancionar al sector debido a las posibles complicaciones, incluyendo algunas que involucran a subsidiarias. El funcionario no contaba con autorización para discutir el tema de manera pública por lo que habló bajo condición de anonimato.

La Asamblea redactará una nueva constitución que, muchos creen, tiene el único objetivo de afianzar el poder cada vez más autoritario de Maduro. El lunes, el gobierno venezolano dijo que la elección le otorgó mandato popular para alterar el sistema político, pese a las extensas acusaciones de una baja participación electoral.

El gobierno de Trump no tardó en criticar las elecciones.

“La fraudulenta elección de Maduro es un nuevo paso hacia la dictadura”, dijo Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, en un mensaje en Twitter. “No aceptaremos un gobierno ilegítimo. El pueblo venezolano y la democracia prevalecerán”.

La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, dijo que la nueva Asamblea “está diseñada para reemplazar a la Asamblea Nacional que se eligió de manera legítima, y socavar el derecho del pueblo venezolano a la autodeterminación”.

Fonsi y Daddy Yankee critican a Maduro por usar “Despacito”

CARACAS, Venezuela (AP) — Los cantantes puertorriqueños Luis Fonsi y Daddy Yankee rechazaron el lunes el uso de su megaéxito “Despacito” como parte de la campaña del presidente Nicolás Maduro en favor de la elección de los miembros de una Asamblea que estará a cargo de reescribir la Constitución venezolana.

“Mi música es para todos aquellos que quieran escucharla y disfrutarla, no para usarla como propaganda que intenta manipular la voluntad de un pueblo que está pidiendo a gritos su libertad y un mejor futuro”, dijo Fonsi vía Twitter.

Fonsi aclaró que en ningún momento fue “consultado ni yo he autorizado el uso o el cambio de letra de ‘Despacito’ con fines políticos, mucho menos en medio de la deplorable situación que vive un país al que quiero tanto”.

La canción en español fue lanzada en enero por Fonsi y Daddy Yankee. Tanto el original como el remix, con Justin Bieber, son los temas más reproducidos de la historia en servicios en internet.

“En repetidas ocasiones he dicho lo mucho que disfruto las versiones que han salido de ‘Despacito’ a nivel mundial, sin embargo considero que debe haber un límite”, añadió.

En Instagram, Daddy Yankee expresó su malestar por el hecho de que una persona como Maduro “que le ha robado tantas vidas a jóvenes soñadores y a un pueblo que lo que busca es un mejor futuro” se apropie “ilegalmente” de Despacito.

El presidente venezolano enfrenta desde finales de marzo una andanada de protestas que han dejado al menos 97 fallecidos. El gobierno ha sido blanco de críticas de organizaciones defensoras de los derechos humanos por el desempeño de los cuerpos de seguridad en la contención de las protestas.

Daddy Yankee, coautor del tema junto a Fonsi y la panameña Erika Ender, afirmó que el uso ilegal de la canción “no se compara con el crimen que cometes y has cometido en Venezuela” y afirmó que Maduro lidera un “régimen dictatorial”.

Ender también rechazó el uso de la canción.

En la víspera, en su programa semanal de radio y televisión, Maduro se le vio emocionado aplaudiendo al ritmo de la versión de “Despacito” que lanzaron sus partidarios. Acto seguido, el gobernante aprobó el uso de la canción para la campaña de la elección Constituyente.

Maduro ha dicho que la elección de los miembros de una Asamblea Constituyente se realizará tal y como está previsto el 30 de julio, pese a que sus críticos locales y los “gobiernos de la coalición de derecha”, como llama a sus pares de Estados Unidos, Brasil, Colombia, Perú, entre otros, se hayan expresado en contra del proceso.

La oposición no postuló candidatos tras catalogar de inconstitucional la iniciativa porque la convocatoria de Maduro no contó con un referendo previo, como marca la ley, y sostienen que forma parte de un plan para consolidar su poder sobre las pocas instituciones que quedan fuera del control del oficialismo.

Sus adversarios convocaron el pasado fin de semana un paro cívico nacional de 48 horas entre miércoles y jueves próximo, así como otras acciones de protestas en los próximos días, como parte del conjunto de esfuerzos que denominan “Hora cero” y con la que buscan aumentar las presiones contra Maduro.

Opositores marchan contra la censura en Venezuela

CARACAS (AP) — La oposición venezolana convocó el viernes a una nueva jornada de protesta contra la censura mientras la iniciativa del presidente Nicolás Maduro de reformar la constitución enfrenta un pedido de anulación de la fiscal general.

La coalición opositora y el movimiento universitario llamaron a movilizarse desde una plaza del este de Caracas hacia la sede de la estatal Comisión Nacional de Telecomunicaciones para exigir el cese de la censura a algunos medios y que se detenga una propuesta del gobierno para regular las redes sociales.

Manifestantes despliegan una pancarta cerca del sitio donde murió el manifestante Neomar Lander durante una vigilia en su honor en Caracas, Venezuela, el jueves 8 de junio de 2017. Lander, de 17 años, es una de las últimas víctimas de la agitación de Venezuela . Murió durante las protestas contra el gobierno el miércoles. (AP Foto/Ariana Cubillos)

Por la mañana camiones antimotines de la Guardia Nacional bloquearon los accesos a una de las principales avenidas del centro de la capital donde está la sede del Tribunal Supremo de Justicia.

El cierre de la vía se produjo un día después de que la fiscal general Luisa Ortega Díaz acudiera al máximo tribunal para introducir un recurso de nulidad contra la Asamblea Nacional Constituyente porque, aseguró, vulnera el derecho al sufragio y la participación política.

Ortega Díaz, quien hasta hace unos meses era considerada cercana al gobierno, dijo a la prensa que decidió presentar la acción legal para “defender la soberanía popular, para defender la constitución, para defender la democracia”. La alta funcionaria invitó a los venezolanos a sumarse a su acción legal.

Sin hacer alusión a la fiscal, Maduro denunció el jueves que está en proceso una “conspiración de traidores y traidoras” contra el proceso constituyente y llamó a la “unión cívico militar” para derrotar en la calle el supuesto complot.

El mandatario criticó con dureza a la oposición a la que acusó de contratar a jóvenes para participar en las protestas y dijo que está dispuesto a iniciar acciones legales contra los dirigentes opositores y los dueños del diario local 2001 por colocar el jueves en su primera página el titular: “Muere un menor durante protesta y represión atroz”.

“Es un titular de guerra, de mentira, de manipulación”, dijo Maduro al asegurar que emprenderá una acción contra el medio por “daños y perjuicios morales a la sociedad”. El mandatario ha mantenido durante sus más de cuatro años de gobierno tirantes relaciones con los medios de comunicación.

El oficialismo inició esta semana el proceso de recolección de las firmas en apoyo a los 55.000 candidatos que participarán en la elección de los 545 miembros de la Asamblea Constituyente que está prevista para el 30 de julio.

La oposición ha descartado la participación en el proceso constituyente al que considera un “fraude constitucional” y un “golpe de Estado”.

Las protestas antigubernamentales, que se han prolongado por casi dos meses y medio, han dejado 67 muertos, 1.300 heridos y más de 400 detenidos.

Embajadora de EEUU manifiesta preocupación por Venezuela

GINEBRA (AP) — La embajadora de Estados Unidos ante la ONU lamentó el martes el “rápido deterioro de la situación de los derechos humanos” en Venezuela y dijo que su gobierno debería retirarse del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas si el organismo no puede abordar el problema.

Nikki Haley, habló unos cuatro minutos, y su mensaje era muy esperado en el Consejo, el cual inició su sesión de verano el martes y que durará tres semanas.

Reiterando las preocupaciones expresadas por funcionarios del gobierno de Donald Trump sobre la efectividad del cuerpo de 47 miembros, Haley dijo que Estados Unidos está “estudiando atentamente este Consejo y nuestra participación en él”.

También manifestó que es “esencial que este Consejo evalúe su crónico prejuicio anti-Israel desea tener credibilidad”.

Pidió al Consejo adoptar “las resoluciones más firmes posibles sobre las situaciones críticas de derechos humanos en Siria, la República Democrática del Congo, Eritrea, Bielorrusia y Ucrania y que haga un seguimiento para prevenir más violaciones de derechos humanos y abusos en esos países”.

Venezuela: oposición protesta contra represión militar

CARACAS (AP) — La oposición venezolana reta el viernes al gobierno con nuevas movilizaciones que buscarán llevar un mensaje de protesta a las fuerzas armadas, envueltas en una polémica tras las críticas de la Fiscalía General por su actuación en la contención de las protestas.

La coalición opositora convocó a marchas desde cuatro puntos de Caracas que tendrán como destino el Paseo de los Próceres, ubicado en los alrededores del mayor fuerte militar de la capital.

Horas antes del inicio de la protesta centenares de policías y guardias nacionales con tanquetas y camiones cisternas tomaron algunas zonas de la capital y bloquearon los accesos al Paseo Los Próceres y al fuerte militar de Tiuna, en el oeste de la ciudad.

El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, diputado Freddy Guevara, afirmó en un mensaje que difundió la noche del jueves en la red social de Periscope que la oposición les hablará desde las calles a los militares para pedirles que “no cumplan órdenes inconstitucionales y dejen de reprimir al pueblo”.

Guevara señaló al presidente Nicolás Maduro de utilizar a las fuerzas armadas para consolidar su permanencia en el poder a pesar del creciente descontento contra su gobierno.

Esta semana la fiscal general Luisa Ortega Díaz cuestionó a los militares y policías por su actuación en el control de los disturbios callejeros de los últimos dos meses que han dejado al menos 58 muertos, mil heridos y casi 300 detenidos.

Ortega Díaz responsabilizó a un guardia nacional de herir mortalmente a un joven con una bomba lacrimógena en una manifestación en Caracas, acusación que fue rechazada por el ministro de la Defensa, general en jefe Vladimir Padrino, que planteó que dicha afirmación busca golpear el liderazgo de los militares.

El ministro de Relaciones Interiores, mayor general Néstor Reverol, y el vicepresidente del partido oficialista, diputado Diosdado Cabello, también salieron en defensa de los militares y señalaron a la fiscal de estimular la impunidad y aliarse con la oposición. El gobierno acusó a la oposición de promover acciones violentas y asesinar a manifestantes para alentar las protestas.

Las fuerzas armadas se han convertido en uno de los principales soportes del gobierno de Maduro en medio de esta crisis política que se desató a fines de marzo tras dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia contra el Congreso, de mayoría opositora, que luego revirtió.

Grafiti y pintura dañan mural de Hugo Chávez en el Bronx

NUEVA YORK (AP) — Un mural que retrata al expresidente venezolano Hugo Chávez, y que fue inaugurado por la canciller venezolana Delcy Rodríguez en septiembre en un barrio neoyorquino del Bronx, fue manchado con grafiti hace unos días y con pintura negra más recientemente.

El mensaje de grafiti, que ha sido en parte borrado, dice en inglés: “Venezuela is screaming for help and democracy” (“Venezuela está gritando por ayuda y democracia”). El martes se veían también manchas de pintura negra en la cara de Chávez, que en el mural va vestido con su característico atuendo rojo.

Rodríguez inauguró la obra en el barrio de Hunts Point mientras se encontraba en Nueva York para asistir a la reunión anual de la Asamblea General de Naciones Unidas.

En Venezuela, protestas callejeras contra el gobierno se han extendido por casi mes y medio y han dejado una treintena de fallecidos, en su mayoría jóvenes, además de cientos de heridos.

Chávez fue una figura popular en el Bronx, un barrio cuya población generalmente es de bajos recursos. En 2006, el barrio empezó a recibir combustible venezolano a precio bajo, pero esas contribuciones por parte de CITGO Petroleum Corporation (petrolera de propiedad venezolana) fueron finalizadas.

Venezolanos de Grandes Ligas abogan por la paz en su país

CARACAS (AP) — Trece beisbolistas venezolanos de las Grandes Ligas rompieron este lunes el silencio y alzaron sus voces para exigir el cese de la represión en las incesantes protestas callejeras contra el gobierno, que han dejado una treintena de fallecidos, en su mayoría jóvenes, y más de 700 heridos.

Los peloteros conmovieron con su mensaje al país sudamericano, donde existe gran afición por el béisbol y es una de las principales canteras de jugadores en el Caribe, al difundir en las redes sociales un video de menos de dos minutos en el que pidieron además paz y libertad para su nación.

“No estamos hablando como jugadores sino como ciudadanos, como gente que quiere a su patria”, afirmó Francisco Cervelli, receptor de los Piratas de Pittsburgh, quien apareció frente a la cámara vistiendo el uniforme de entrenamiento de su equipo con una bandera venezolana invertida de fondo.

Otras figuras como el receptor Salvador Pérez y el torpedero Alcides Escobar, ambos de los Reales de Kansas City, también se unieron al grupo para exigir libertad y “no más violencia” en Venezuela.

La creciente espiral de violencia que se desató en el país suramericano a raíz de las protestas callejeras, que se han extendido por casi mes y medio, ha llevado a reconocidos artistas, deportistas y músicos como Gustavo Dudamel, director de la Filarmónica de Los Angeles, a romper el silencio y pedir que se detenga la represión.

En algunos partidos de fútbol local, los jugadores se han detenido al inicio del juego y guardado un minuto de silencio para honrar a las personas que han muerto en las protestas, entre las que se incluyen jóvenes promesas de baloncesto y natación en aguas abiertas.

La capital venezolana vivió este lunes una nueva jornada de protestas cuando miles de manifestantes intentaron marchar, sin éxito, al centro de la capital para entregar un documento en rechazo a la Asamblea Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro, pero centenares de policías les bloquearon el camino y lanzaron gases lacrimógenos para dispersarlos.

Las protestas se extendieron a varias ciudades del país, entre ellas Maracaibo, capital del estado occidental del Zulia, donde las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos durante un enfrentamiento con manifestantes. Los gases afectaron a varios hogares, escuelas y un hospital.

Juan Diego Amado, un activista, dijo que entró a un edificio que alberga a unas 300 personas, incluidos numerosos niños que respiraban con dificultad después de inhalar los gases.

Maduro acudió a mediados de la semana pasada al Consejo Nacional Electoral para presentar la convocatoria de un proceso para reformar la constitución, lo que desencadenó nuevas protestas.

Desde que se iniciaron las marchas hace casi mes y medio, los cuerpos de seguridad han bloqueado todas las movilizaciones opositoras al centro de la capital, donde está la sede del gobierno y algunos ministerios. En algunas ciudades del interior también se realizaron movilizaciones contra el proceso constituyente que los cuerpos de seguridad despejaron.

También el lunes, la coalición opositora descartó la posibilidad de participar en la convocatoria de la Asamblea Constituyente, la cual fue considerada como “ilegítima” e “inconstitucional”, y acusó a Maduro de utilizar el proceso para “eludir” los comicios y distraer la atención de los venezolanos de la crisis que enfrenta el país. “Los venezolanos no queremos cambiar la Constitución, lo que queremos es por medio de elecciones libres, universales, directas y secretas cambiar al gobierno”, señala un comunicado que dirigió la alianza a Jaua.

El vicepresidente del partido oficialista, diputado Diosdado Cabello, ratificó que el proceso constituyente seguirá adelante de pesar de las protestas de los opositores y dijo, ante cientos de seguidores en el cetro de la capital, que “no hay forma ni manera que la revolución muera, no hay forma ni manera que la derecha vuelva al poder”.

En un comunicado divulgado por la cancillería en la noche del lunes, Venezuela acusó al presidente Juan Manuel Santos de ejecutar “una campaña de agresión” y lamentó que con sus críticas el gobernante colombiano “da una estocada por la espalda al país que lo ayudó a construir la paz” en su nación.

La situación en Venezuela y la activación de un proceso constituyente ha generado preocupación entre varios gobiernos, incluido el de Colombia. Sobre la constituyente, Santos declaró a la emisora colombiana RCN radio que está “no es la salida adecuada, lo que se requiere primero es un calendario electoral, que se respete la asamblea legislativa, que se devuelvan sus poderes, se cumpla la Constitución” y “se inicie un proceso para liberar a los presos políticos”.

El gobierno venezolano pidió a Colombia que “desistan de interferir en los asuntos internos de Venezuela, respeten los principios del Derecho Internacional”, agregó el comunicado.

La iniciativa de Maduro para reformar la constitución ha generado controversia incluso en el oficialismo. El diputado Eustoquio Contreras dijo que aunque respeta la convocatoria no la comparte políticamente. Contreras indicó en una entrevista con el portal de internet El Pitazo, que no estaba de acuerdo con modificar la constitución que impulsó en 1999 el fallecido presidente Hugo Chávez y planteó que el oficialismo corre el “riesgo innecesario” de perder la consulta electoral del nuevo texto constitucional, tal como ocurrió en los comicios legislativos de 2015 cuando el Congreso quedó en manos de la oposición.

Suben a 36 los muertos en las protestas en Venezuela

CARACAS (AP) — Un policía falleció el jueves tras ser baleado durante una manifestación en el estado central de Carabobo, con lo que se elevaron a 36 los muertos en las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro y que recrudecieron esta semana luego del llamado a una Asamblea Constituyente para reformar la carta magna.

El policía estatal Gerardo Barrera, de 38 años, murió en la madrugada luego de resultar herido de bala la víspera durante una manifestación en el municipio San Joaquín, indicó en un comunicado el Ministerio Público.

El incidente coincidió con las manifestaciones en Caracas y otras ciudades del país en rechazo a la iniciativa de Maduro de redactar una nueva constitución que sustituirá a la de 1999 que impulsó el fallecido presidente Hugo Chávez. Al menos seis personas murieron desde el anuncio del proceso constituyente el martes.

En varias barriadas del este de la capital venezolana se registraron violentos incidentes el miércoles que dejaron más de un centenar de heridos y dos fallecidos.

Las protestas, que comenzaron a fines de marzo, han dejado más de 400 heridos y unos 1.708 detenidos de los cuales 597 permanecen bajo arresto, según estimaciones de la organización humanitaria Foro Penal Venezolano.

En medio del incremento de la violencia estudiantes universitarios convocaron este jueves a una nueva jornada de protesta “en demanda de democracia y libertad” y consideraron al proceso constituyente parte de un “golpe de Estado continuado” de Maduro.

Los universitarios llamaron a movilizaciones que partirán desde diferentes casas de estudio de Caracas y otras ciudades del interior del país. Los alrededores de la Universidad Central de Venezuela, la mayor y más antigua del país, amanecieron rodeados de cientos de agentes de los cuerpos de seguridad con equipos antimotines.

Al defender la iniciativa Maduro dijo que con la nueva constitución se busca ampliar el sistema judicial, promover nuevas formas de “democracia participativa” y garantizar la defensa de la soberanía e integridad de la nación.

Maduro ha dicho que la Asamblea Nacional Constituyente estaría integrada por 500 miembros de los cuales la mitad serán elegidos por los gremios de trabajadores y las comunidades.

La iniciativa fue cuestionada por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y por los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, Chile y Estados Unidos.

La oposición acusa a Maduro de utilizar el proceso constituyente para evitar los comicios de gobernadores, pospuestos desde el año pasado, y la elección de alcaldes originalmente prevista para este año.

Los adversarios de Maduro afirman que permanecerán en las calles hasta lograr que se convoquen elecciones generales, se abra un canal humanitario para el ingreso de alimentos y medicinas, se libere a los presos políticos y se desarme a los grupos paramilitares.

Las manifestaciones contra el gobierno se iniciaron a fines de marzo tras dos sentencias del Tribunal Supremo de Justicia en las que asumió las competencias legislativas del Congreso y limitó la inmunidad de los diputados. Los dictámenes del máximo tribunal, señalado de estar controlado por el Ejecutivo, fueron revertidos pero las protestas no han cesado.

Venezuela enfrenta la tensión política en medio de una crisis económica con una desbordada inflación de tres dígitos y severos problemas de escasez de alimentos y medicinas.