Yanquis coronan su repunte y eliminan a los Indios

Por TOM WITHERS (Associated Press)

CLEVELAND, Ohio — Estos juveniles Yanquis no se amedrentaron, fueron tenaces y tan recios como la ciudad que representan.

Didi Gregorius de los Yanquis de Nueva York señala hacia la cueva tras batear un jonrón de dos carreras ante los Indios de Cleveland en el tercer inning del quinto partido de la serie divisional de la Liga Americana, el miércoles 11 de octubre de 2017. (AP Foto/David Dermer)
Didi Gregorius de los Yanquis de Nueva York señala hacia la cueva tras batear un jonrón de dos carreras ante los Indios de Cleveland en el tercer inning del quinto partido de la serie divisional de la Liga Americana, el miércoles 11 de octubre de 2017. (AP Foto/David Dermer)

Didi Gregorius, quien va tras las huellas que dejó Derek Jeter en el mes de octubre, pegó dos jonrones frente a Corey Kluber y los Yanquis superaron el miércoles 5-2 a los Indios de Cleveland en el quinto partido de la serie divisional. Nueva York completó así su repunte tras haber ido perdiendo por 2-0 y destronaron a los campeones de la Liga Americana.

Estos Yanquis resistentes a la adversidad evitaron ser eliminados por cuarta ocasión esta postemporada y avanzaron para enfrentar a los Astros de Houston en la serie por el campeonato de la Americana que arrancará el viernes en el estadio Minute Maid.

“Es nuestro momento”, dijo el abridor de Nueva York, CC Sabathia.

Con una mezcla de jóvenes talentos en alza y figuras veteranas que han reverdecido en los playoffs, los Yanquis fulminaron a Cleveland y sacaron a flote a su manager, cuya decisión de no pedir una repetición en la derrota que sufrieron en el segundo partido amenazó con sabotear la temporada de Nueva York.

“Estos jugadores estuvieron conmigo y pelearon”, dijo Girardi. “Han derrotado a un tremendo equipo. Lo que estos jugadores han hecho por mí es algo que nunca voy a olvidar.

Durante la temporada regular, los Yanquis tuvieron marca de 5-2 frente a los Astros, los campeones de la División Oeste de la Liga Americana y liderados por el venezolano José Altuve, candidato al Jugador Más Valioso. Pero nada parece amilanar a este equipo de Nueva York, uno que se ha adelantado a sus objetivos como contendor a títulos.

Luego de un par de victorias en Nueva York, el manager Joe Girardi y los Yanquis, con un poco de ayuda ofensiva de su novato estrella Aaron Judge,  viajaron al Progressive Field y remataron a los Indios, que ganaron 102 juegos en la temporada regular, incluyendo una histórica seguidilla de 22 triunfos.

Cleveland era el favorito para regresar a la Serie Mundial tras caer hace un año en siete partidos ante los Cachorros de Chicago.

La sequía de los Indios en la Serie Mundial llegará a los 70 años la próxima temporada, la más larga de las mayores.

“Nadie quería que la temporada acabara”, dijo el manager de los Indios Terry Francona. “No es algo paulatino, es un frenazo repentino. Es decepcionante. Nos sentíamos con confianza. Nos complicamos la tarea de ganar, especialmente en los últimos dos juegos”.

Los Indios se acercaron a 3-2 en el quinto episodio ante Sabathia, antes de que David Robertson trabajó dos innings y dos tercios en blanco para la victoria. El cerrador cubano de los Yanquis Aroldis Chapman, quien se midió a Cleveland el año pasado en la Serie Mundial, y firmó un contrato de 86 millones de dólares como agente libre en diciembre, lanzó dos innings para el salvamento.

El abridor de los Indios Corey Kluber cargó con la derrota tras permitir tres hits y otras tantas carreras en más de tres entradas.

Chapman salió al montículo con una ventaja de tres carreras a favor en el noveno después de que Brett Gardner batalló con Cody Allen durante un turno de 12 lanzamientos, que acabó con un sencillo remolcador. Nueva York llegó al plato por quinta vez en una carrera de Todd Frazier tras un error de lanzamiento del jardinero derecho Jay Bruce.

El empeño de Gardner al bate es un símbolo de estos Yanquis: no se rinden.

“Podemos ganar de muchas formas diferentes”, señaló Gardner.

Cuando Austin Jackson fue ponchado para el último out, los Yanquis corrieron a la lomita para celebrar con Chapman. Girardi mostró una enorme sonrisa y abrazó a sus coaches.

El equipo del Bronx se convirtió en el 10mo que remonta un 2-0 en contra en una serie de playoffs al mejor de cinco. Nueva York ya lo hizo en 2001 ante Oakland, una serie recordada por la brillante jugada de Jeter en la que de mano invertida soltó una bola para un out en el plato.

Gregorius, que tomó el mando del campocorto tras el retiro de Jeter en 2014, disparó un cuadrangular solitario en el primer inning ante Kluber y sonó otro de dos anotaciones dos episodios más tarde ante el as de Cleveland, que decepcionó en sus dos aperturas de esta serie.

Los Yanquis lograron avanzar en la postemporada sin demasiada ayuda de Judge, quien fue ponchado cuatro veces el miércoles. Judge y apenas conectó un hit en 20 turnos (.050) en la serie, con 16 ponches.

Todo parecía del lado de los Indios: Kluber en el montículo, un quinto partido ante su afición y el sensacional relevista Andrew Miller descansado.

Pero no se puede olvidar a los Yanquis. Vinieron desde atrás para superar un 3-0 en contra en la primera entrada de su juego del comodín ante Minnesota y se recuperaron de una aplastante derrota en el segundo juego de la serie divisional.

Este joven equipo mostró mucho orgullo. Y le respondió a su manager que, por el fiasco del segundo juego, fue abucheado en el Yankee Stadium.

“Me sentí con el corazón roto durante cinco o seis días”, dijo Girardi.

Ya quedó sanado.

Por los Yanquis, los dominicanos Gary Sánchez de 4-0; Starling Castro de 4-1.

Por los Indios, los puertorriqueños Francisco Lindor de 4-1; Roberto Pérez de 3-1, con una impulsada. Los dominicanos José Ramírez de 3-0; Edwin Encarnación de 4-0; Carlos Santana de 4-0. El colombiano Giovanny Urshela de 3-1, con una remolcada.

Yanquis e Indios a todo o nada en un quinto juego

Por TOM WITHERS (Associated Press)

CLEVELAND, Ohio — No se percibió nada de pánico o presión. Este no es el momento para delatar una debilidad.

Con los Indios de Cleveland preparándose para su partido más importante de la campaña, un quinto juego de vida o muerte ante los Yanquis de Nueva York, todo parecía normal.

Antes de responder preguntas en una rueda de prensa, el manager de los Indios Terry Francona expresó curiosidad sobre la nueva alineación de los Cavaliers de Cleveland, el equipo de la NBA. También se colgó el collar de diamantes del estelar torpedero Francisco Lindor, uno con valor de 30,000 dólares.

La atención se enfocó en el toletero Edwin Encarnación, quien podría reaparecer el miércoles tras el esguince en el tobillo que sufrió el viernes.

Lo que está en juego es la temporada y los Indios, que no han perdido tres en fila desde el 1 de agosto lo saben. “El que pierda se va a casa”, sintetizó el as Corey Kluber.

Incapaces de liquidar a los Yanquis en el Bronx, los Indios, que buscan conquistar su primer título de la Serie Mundial desde 1948, tendrán otra oportunidad de avanzar el miércoles — y una cita con Houston en la serie de campeonato de la Liga Americana — contra un entonado equipo de Nueva York tras sus dos victorias.

Respaldados por una afición que hizo estremece el Yankee Stadium en cada pitcheo, los ganadores del wildcard doblegaron a los Indios por 1-0 en el tercer juego y luego aprovecharon cuatro errores de uno de los mejores equipos defensivos de las mayores para imponerse por 7-4 en el cuarto duelo el lunes. Luego que los Yanquis dilapidaron una ventaja de cinco carreras al perder el segundo partido en 13 innings el viernes, todo indicaba que tenían los días contados.

Pero reaccionaron. CC Sabathia sabía que lo harían.

“Este es un equipo del equipo que en todo momento en la temporada, en momentos difíciles o contra la pared, hemos respondido bastante bien”, dijo Sabathia, quien enfrentará a Kluber en el quinto partido. “Por eso sabía que podíamos ir a casa, jugar bien y regresar acá”.

Y aquí están, estos Yanquis que han esquivado la eliminación tres veces en la última semana, y con la posibilidad de destronar a los vigentes campeones de la liga.

Para el manager de los Yanquis Joe Girardi, es la oportunidad de redimirse.

Su decisión de no perder una repetición en el segundo juego provocó que los aficionados de Nueva York abuchearon con todo a su manager, y a duras penas contuvo el llanto tras la victoria el lunes.

Kluber, también, busca redimirse. El derecho apenas lanzó no pasó del tercer inning en el segundo juego, algo inesperado para el candidato al Cy Young.

¿Qué necesita hacer mejor en el quinto juego? “Todo”, respondió a la pregunta.

Aunque han perdieron cinco partidos consecutivos para sentenciar una serie, remontándose el Clásico de Otoño del año pasado, los Indios se entusiasman con Kluber en la lomita. Tiene marca de 15-2 con 1.62 de efectividad desde el 1 de junio, y no ha tenido salidas malas consecutivas en todo el año. Francona fue criticado por no poner a Kluber en el primer juego, pero tuvo sus motivos.

“Tratamos de prepararnos para cada circunstancia posible y creo que nos sentimos muy cómodos sobre cómo todo ha salido y queríamos contar con Kluber si llegábamos a este partido”, dijo Francona.

Los Indios podrían recuperar al dominicano Encarnación. El cuarto bate de Cleveland ha evolucionado bien al tratamiento y puso a prueba a su tobillo trotando en los jardines.

La presencia de Encarnación transforma a los Indios.

“Sabemos cuán peligroso es”, dijo Girardi. “Es uno de los mejores productores de carreras en nuestra liga de los últimos tres o cuatro años. Es alguien que revoluciona su alineación”.